Derechos de las mujeres sobre los hombres

PRIMERO:

No hay absolutamente ningún derecho que tengan los hombres y no tengan las mujeres, mientras sí sucede lo contrario.

SEGUNDO:

Derechos que tienen las mujeres y los hombres no:

Igualdad ante la ley (artículos 1, 2, 7, 28 y 30 de la declaración de los derechos humanos). Todas las leyes que discriminan (ninguna lo debería hacer), lo hacen a favor de las mujeres, y lo hacen gravemente, imputando delitos solo para hombres (delitos de autor, prohibidos en toda carta de derechos), dando además un trato discriminatorio desde el inicio del proceso, con gratuidad para la mujer para denunciar, fuertes incentivos económicos a la mujer ante estas denuncias, y violación de otros derechos fundamentales de los hombres durante el mismo proceso.
No ser arbitrariamente detenido (artículo 9 de la declaración de derechos humanos) Por la LIVG, han sido detenidos miles de hombres en cuanto la denunciante ha puesto la denuncia. Es de destacar que con el pacto de estado contra la violencia de género, cualquier ataque de índole sexual (incluso fuera de la pareja) pasa a ser considerado violencia de género, con lo que ya no solo la pareja o ex puede hacer detener a un hombre sin prueba alguna, sino cualquier mujer (además de la motivación que se les da con los beneficios a las víctimas de violencia de género).
Ser oído por un tribunal independiente e imparcial en condiciones de igualdad (artículo 10 de la declaración de derechos humanos) Existen más de cien juzgados en España de violencia contra la mujer, donde se juzga a hombres por denuncias de mujeres. Además, la perspectiva de género que se está imponiendo destroza todo principio de igualdad e imparcialidad, pues condiciona la visión de la mujer como víctima y oprimida y del hombre como opresor y maltratador.
Presunción de inocencia (artículo 11 de la declaración de derechos humanos) Además de la detención inmediata de muchos hombres sin pruebas, se condena a muchos hombres sin más prueba de cargo que la palabra de la denunciante.  Se puede comprobar en el estudio del CGPJ de marzo del 2016, página 64 (de 201 sentencias estudiadas, 68 terminaron en condena sin más prueba que la palabra de la denunciante), aquí se explica, sin opiniones, solo recorriendo el estudio oficial:

https://medium.com/el-saco-del-coco/solo-el-0-014-de-las-denuncias-por-violencia-machista-son-falsas-b65c4e368c4

 

Este es el estudio:

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Violencia-domestica-y-de-genero/Grupos-de-expertos/Estudio-sobre-la-aplicacion-de-la-Ley-integral-contra-la-violencia-de-genero-por-las-Audiencias-Provinciales–Marzo-2016-

 

Sobre la enervación de la presunción de inocencia en España (que se practica generalmente en casos donde el hombre es el acusado y la mujer la denunciante) en este artículo se analiza la jurisprudencia y sentencias que se la han llevado por delante:

http://observatoriogalileo.blogspot.com.es/2017/10/declaracion-de-la-victima-en-los-casos.html

 

(Nota: El feminismo se queja de maltrato institucional a las “víctimas” al interrogarlas. Este supuesto maltrato parte del privilegio que se concede a las mujeres de utilizar su palabra para condenar al hombre. Al tratar de poner a prueba la versión de la denunciante, ya que su palabra puede ser lo que condene al acusado, el feminismo protesta porque se “revictimiza” a la mujer, pretenden que se la crea de forma automática y condenar directamente.

Igualdad de derechos en el matrimonio, durante el matrimonio y después del matrimonio (artículo 16 de la declaración de derechos humanos) La LIVG destroza este derecho, presuponiendo una relación de poder del hombre sobre la mujer, poniéndola de antemano en condición de víctima y otorgándole una serie de beneficios para denunciar al hombre, que queda, una vez más, indefenso por la participación del estado contra él, así como ve cercenados sus derechos como padre.
Derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas del país (artículo 21 de la declaración de derechos humanos) A las mujeres se les ponen baremos diferentes en pruebas físicas, se otorgan directamente puntos en otras ocasiones (ejemplo en ayuntamiento de Cheste, donde en una convocatoria de empleo público se da igual puntuación extra por ser mujer que por tener una minusvalía superior al 66%, sin comentarios respecto a cómo el feminismo permite que se insulte a las mujeres con tal de sacar ventajas materiales del victimismo) o se reservan plazas para mujeres como se está tratando de hacer en cuerpos de policía de algunas comunidades.
Tratado internacional contra los trabajos forzados. No se aplica a hombres de 18 a 45 años, pudiendo ser por tanto reclutados para la guerra o usados para cualquier fin mediante trabajos forzados. Solo dos países (no España) han ratificado la actualización que hace extensible este tratado a todas las personas.
Ventajas laborales Se conceden ventajas laborales a mujeres sobre hombres. Ejemplo: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2013-2030
Ventajas en contratación de mujeres Igualmente, se favorece la contratación de mujeres sobre hombres con dinero público. Ejemplo: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2013-2030
Complemento en la pensión por hijos. Se concede un incremento por número de hijos, que empieza en un 5% por dos hijos y alcanza hasta el 15%. Este complemento es exclusivo para mujeres, incluyendo a lesbianas adoptantes en cuyo caso lo cobran ambas, y excluyendo a gays adoptantes que no lo cobra ninguno. El requisito es ser mujer.
ONU mujeres Existe ONU mujeres, pero no ONU hombres, donde se trabaja para mejorar la vida de las mujeres y resolver los problemas de las mujeres. No solo se ignoran los problemas de los hombres sino que a menudo se culpa a ellos de los problemas de las mujeres y del mundo, un ejemplo es la culpabilización que se hace desde la ONU de los hombres del cambio climático, argumentando que para paliarlo hay que poner a más mujeres en cargos de toma de decisiones.
Instituciones en todos los niveles de gobierno preocupados exclusivamente por las mujeres Desde la Unión europea con su EIGE (instituto europeo para la igualdad de género), pasando por gobierno nacional (ministerio), comunidades autónomas (consejerías) y hasta ayuntamientos (concejalías), existen instituciones que bajo el apellido “igualdad” utilizan recursos públicos para hacer lo contrario de lo que dice su nombre, pues exclusivamente trabajan en beneficio de las mujeres. Siempre partiendo de una supuesta situación de desigualdad, nunca demostrada y sustentada solo en tomar estadísticas donde las mujeres salen peor paradas que los hombres e ignorando las contrarias.
Institutos de la mujer Además de ministerio, consejerías y concejalías, están los institutos de la mujer, con sus delegaciones provinciales y locales. Muchos cargos y muchísimo dinero público empleado en beneficio exclusivo de las mujeres.
Protección ante violencia doméstica La ley de violencia de género pone en marcha una serie de protocolos y recursos para proteger a las mujeres que no existen para proteger a nadie más. Ahora se incluyen los menores, pero solo para protegerlos de sus padres, cuando curiosamente las madres asesinan a más hijos. Además, hay que resaltar que el gobierno y el poder judicial ocultan los datos de menores asesinados por sus madres.
Registro y difusión de datos sobre violencia doméstica (incluyendo la mal llamada de género) Muchos organismos oficiales informan puntualmente de los asesinatos cometidos por hombres sobre sus parejas o ex parejas y sobre sus hijos.

Sin embargo, solo el observatorio para la violencia doméstica y de género recoge los asesinatos de hombres a manos de sus mujeres. Lo grave es que lo hace con bastante diferencia de tiempo (dos años) y que siempre se queda corto al contar, pudiendo encontrar más casos en prensa que los informados oficialmente, como se explica aquí, junto con la explicación que da el poder judicial al respecto: https://medium.com/@elsacodelcoco/qui%C3%A9n-cuenta-los-hombres-asesinados-por-su-pareja-99bc8a30faa3

Tampoco se registra el resto de violencia doméstica cometida por mujeres.

Asimismo, la FGE miente al informar sobre denuncias falsas en violencia de género. Miente y oculta triplemente. Primero porque para dar su porcentaje, divide solo una parte de las condenas por denuncia falsa entre el total de denuncias por violencia de género. Es decir, el porcentaje que da es falso y más bajo que el real de condenas. Por otra parte oculta las condenas por simulación de delito, que es otra forma de denuncia falsa. Y en último lugar, insinúa que todos los absueltos son en realidad culpables no condenados, permitiendo desde hace años que los medios den por verídica esa información sin desmentirla.

Subvenciones Desde los distintos gobiernos se dan enormes cantidades de dinero en subvenciones a asociaciones feministas y de mujeres. Y a asociaciones que dicen trabajar por la igualdad, pero condicionan generalmente ese trabajo por la igualdad a que sea en favor de las mujeres. Aquí se ven parte de las subvenciones (más de 93 millones de euros en de 2014 a 2017). No están todas pues solo se han encontrado en esta búsqueda las que contienen explícitamente la palabra “mujer”:

https://twitter.com/Absolutexe/status/971041440519409664

Educación en respeto a la mujer, no al hombre. Se están realizando desde hace tiempo muchas campañas en centros escolares de sensibilización (adoctrinamiento) en el respeto a las mujeres, pero SOLO a las mujeres y a las niñas. Excluidos los niños y los hombres. Un ejemplo son los carteles donde se dice que si un chico mira el móvil a su novia es maltrato, pero solo eso,  no se hace lo mismo para sensibilizar a las mujeres de que mirar el móvil de sus novios es maltrato.
Derechos de los menores No solo los hombres han perdido sus derechos básicos para beneficio de las mujeres, sino también los niños. De varias formas. Para empezar, mediante la LIVG se deja a los menores sin derecho a disfrutar de sus padres.

Para continuar, con el pacto de estado contra la violencia de género, se deja a los menores en manos de sus madres que son sus mayoritarias asesinas, con la excusa de la protección de los menores frente a los padres.

TERCERO:

¿Por qué dice el feminismo que vivimos en un patriarcado, que las mujeres viven oprimidas y los hombres son privilegiados?

Brecha salarial En primer lugar hay que decir que llevan tiempo bombardeándonos con que las mujeres cobran menos por el mismo trabajo. Ya empiezan a cambiar el discurso porque ese ya no cuela, sin embargo no se ve que se admita públicamente que nos han estado engañando lavándonos el cerebro con algo falso.

Las mujeres cobran menos de media. Y cobran menos de media porque de media hacen menos horas de trabajo y en trabajos peor pagados. Esa es la realidad. Obviamente, los trabajos no son los mismos cuando el 94% de los muertos en accidente de trabajo son hombres.

Ahora hablan de “trabajos de igual valor”. Con esto pretenden igualar trabajos que no son iguales. También buscan aumentar la consideración de riesgo de trabajos realizados mayoritariamente por mujeres.

Es decir, no existe la brecha salarial de cobrar menos por el mismo trabajo, desde luego no está demostrada y durante años se tomó como verdad indiscutible, y ahora se va a subir los salarios de las mujeres a costa de los hombres, de manera artificial y obligatoria para las empresas. Una vez más, una reivindicación basada en una falsedad se convierte en un privilegio y un nuevo agravio contra los hombres.

Techo de cristal Las mujeres ocupan menos altos cargos. La cuestión es que se afirma tajantemente, sin demostración ninguna, que este reparto se debe a discriminación. No se toma ni la posibilidad de que por decisión propia las mujeres no estén dispuestas a asumir trabajos que obligan a disponibilidad del 100% de sus horas, donde los hombres, más ambiciosos, sí estén dispuestos. Además, los hombres muestran más interés por el mundo empresarial y económico, como demuestra el hecho de que la mayoría de suscriptores de revistas de economía sean hombres. Pero esto se ignora para aferrarse a la hipótesis de la discriminación

En la empresa privada además, estaríamos hablando de decisiones puramente personales del propietario de la empresa. Se utiliza un supuesto (no demostrado) machismo de personas individuales para asegurar que el sistema es patriarcal.

Afirman que la justicia es patriarcal –         No hay ninguna ley que beneficie a hombres, pero sí las hay que benefician a las mujeres, destrozando además los derechos de los hombres frente a ellas.

–         7 de cada 10 empleados públicos en justicia son mujeres.

–         Hay más mujeres juezas que hombres jueces.

–         Hay una asociación de mujeres juezas, cuyo primer estatuto es garantizar el acceso a la justicia de todos ESPECIALMENTE las mujeres y las niñas. Por supuesto, no hay asociación de hombres jueces, ni a nadie le parece razonable que los jueces se agrupen por su sexo (si son hombres).

–         Las mujeres reciben condenas más bajas por los mismos delitos que los hombres (no solo por estadística, sino porque la LIVG así lo decreta).

–         Se dictan sentencias con perspectiva de género, la cual lo que hace es partir del supuesto de que los hombres están en ventaja respecto a las mujeres, en lugar de ser imparcial.

–         Existen 106 juzgados exclusivamente para juzgar a hombres, llamados juzgados de violencia contra la mujer, caso único en occidente desde los nazis y los judíos.

–         Se protesta por el supuesto maltrato institucional al que se somete a mujeres víctimas. Para empezar, califican de víctima a toda mujer denunciante. Ese supuesto maltrato nunca se cuestiona en juicios donde el hombre es víctima. Y en los casos donde se suele protestar por dicho trato de la justicia a las mujeres, esto procede de que se está concediendo la gran ventaja a las mujeres sobre los hombres de utilizar su palabra para condenar al acusado (hombre). Cuando los jueces interrogan a las denunciantes buscando grietas en sus versiones es porque no hay pruebas reales para condenar. El error está en siquiera plantearse condenar sin dichas pruebas, solo con la palabra de la denunciante. Pero no contentas con esta injusticia hacia los hombres, las feministas pretenden que ni siquiera se haga pasar el mal rato a la denunciante de que le hagan preguntas incómodas, sino que se condene al reo (hombre) directamente con su palabra.

 

Derecho a ir solas por la calle sin que les pase nada, ser libres Las mujeres, al igual que los hombres tienen ese derecho. Lo que pretenden es tener la certeza de que no les va a pasar nada y eso ni es un derecho ni lo tiene nadie. Una vez más pretenden imposibles y además pretenden imponerlos solo para ellas y violando los derechos de los hombres, mediante la condena de los hombres denunciados sin pruebas.

Hay que destacar que los hombres reciben más ataques callejeros y más asesinatos que las mujeres y ni viven con paranoia, ni viven protestando porque “no son libres” ni nadie se preocupa por ellos. España es un país de muy baja criminalidad y estamos en una época de criminalidad mínima. Las mujeres padecen menos que los hombres esa ya de por sí baja criminalidad, pero culpan a un patriarcado (que solo les da prebendas a ellas) de que no son libres porque les puede pasar algo.

A veces, a esto, argumentan que a los hombres los atacan otros hombres. Esto demuestra el nivel de sus argumentos. Sea quien sea el atacante, lo que estamos contando aquí son las víctimas de ataques y la seguridad al circular por la calle.

Cosificación y sexualización El feminismo se queja de que a las mujeres se las cosifica y se las sexualiza. No. Las mujeres, como los hombres, es decir, los seres humanos, somos seres sexuales. No hace falta que nos sexualice nadie porque ya somos sexuales por naturaleza.

Dicen que se refuerzan estereotipos. En primer lugar, un estereotipo no obliga a nadie, al contrario que las leyes. Hay gente que ignora los estereotipos, pero el feminismo pretende amoldar el mundo y las actuaciones y gustos de los demás, a su propio gusto, igual que una inquisición.

Los medios usan imágenes de contenido sexual porque vende. Es decir, es una consecuencia, no una causa. Ese trato se da tanto a hombres como a mujeres, más a las mujeres porque los hombres son más fáciles de captar inmediatamente con una imagen que evoque sexo por su naturaleza y porque su atracción sexual es sobre todo visual. Es marketing. Las mujeres que demuestran su valía en otros campos son reconocidas por ello, no se corta el valor de las mujeres por el hecho de que también se busque la estética femenina y el atractivo sexual para atraer audiencia.

Violencia contra las mujeres La violencia en general en España es muy baja. Contra las mujeres, más baja todavía.

Se ha convencido a un país de que 50 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas al año en una población de 47 millones es una lacra insoportable. Al mismo tiempo, se ignora absolutamente, como si no fuera nada (que prácticamente no lo es) los aproximadamente 10 hombres de media asesinados por sus parejas al año. De 50 a 10 entre 47 millones la diferencia no es como para gastar miles de millones en uno e ignorar el otro (aparte del agravante de que el gobierno esconda los datos de hombres asesinados)

Equivale aproximadamente a un asesinato cada 10 años en una población de 100.000 habitantes. O a un asesinato cada 100 años en una población de 10.000 habitantes. Hay que comentar también que siendo el 10% la población extranjera, cometen cerca de la mitad de esos asesinatos. En cualquier caso, el índice refleja una criminalidad muy pequeña.

(Si se toman los casos de madres que matan a sus hijos (nacidos) menores de un año y se divide entre el número de menores de un año, sale una tasa más alta que de mujeres adultas asesinadas a manos de parejas o ex parejas. Es decir, tiene más probabilidad de ser asesinado por su madre un bebé de menos de un año que una mujer por su pareja, pero absolutamente nadie está preocupándose por esto, hasta ahí llegan el cinismo y el victimismo del feminismo).

Otra cosa que se suele decir es que a las mujeres las matan por ser mujeres. Lo afirman, como si tuvieran la seguridad, como si conocieran de primera mano cada caso. Y no, no conocen los casos sino que se afirma sin tener ni idea de lo que ocurre en cada caso. Aparte de que es ridículo pensar que se asesina “por ser mujer”, pero en cualquier caso, para afirmarlo habría que demostrarlo caso por caso, pero el feminismo se basa en dogmas de fe.

Tareas domésticas y cuidado de personas Las mujeres suelen hacer más tareas domésticas. Cierto. Pero no hay ninguna imposición, nada, ninguna ley obliga a ello. Hay hombres que hacen más, hay hombres que viven solos y lo hacen todo. El cuidado de la casa y cualquier bien propio es algo personal que se decide de manera absolutamente libre y privada. A los hombres tradicionalmente les corresponden otras tareas, que son perfectamente libres de hacer o no. A nadie se le impone casarse, ni juntarse, ni con quién se casa, ni hacer o dejar de hacer en su casa.

Además, es mentira que quien no tenga empleo remunerado en un matrimonio, sea mujer u hombre, no reciba nada; en un matrimonio sin separación de bienes, si el hombre trabaja y la mujer cuida la casa, la mitad de lo que entra en esa casa pertenece a la mujer, luego es mentira que sea un trabajo invisible y no remunerado. Y en casos sin separación de bienes, se establecen pensiones compensatorias.

Lo mismo con el cuidado de familiares. Es un asunto privado que la familia resuelve. No se puede presumir que todas las mujeres cuiden más, primero porque es mentira, hay hombres que cuidan más que sus familiares, y segundo porque es otra cuestión privada que cada familia es libre de resolver, contratando, pagando a quien cuida o de la forma que libremente quiera. Y si no se considera a las mujeres capaces de tomar decisiones en su vida privada, estamos desenmascarando lo que realmente es el feminismo actual.

Maternidad y vida laboral Es la única cuestión en que hay una carga real sobre la mujer. Sobre este tema:

Primero: No procede de ninguna discriminación la forma de reproducirse, es la naturaleza.

Segundo: Dado que efectivamente puede ser un inconveniente para la carrera prefesional, las autoridades deben estudiar este tema y resolver si se quiere o no fomentar la natalidad y promover que por ley los permisos sean iguales para madres y padres. No olvidemos que hay familias donde el padre dedica más tiempo a cuidar que la madre, aunque sean menos. Si se critica esa obligación, que habrá quien lo haga, en muchos casos será porque será la propia pareja, como adultos que son, quienes querrán tener la libertad para organizarse.

Tercero: Nadie obliga a tener hijos. Es una decisión personal, tanto para mujeres como para hombres.

Cuarto: Cuando uno de los dos (más la madre) deja de trabajar para estar con los hijos, está disfrutando de su infancia. Muy probablemente, en muchos casos, al otro progenitor le gustaría también hacerlo.

Quinto: Ojo con utilizar este tema como cuña para iniciar la bola del patriarcado y hacer pasar por igual de válidos el resto de supuestas desventajas de las mujeres, cuando no lo son. Es un tema independiente de cualquier otro.

Micromachismos Para alimentar la idea de que vivimos bajo un patriarcado se busca cualquier cosa y se achaca a discriminación contra las mujeres. Ejemplos son el mansplanning (que un hombre le explique algo a una mujer), manspreading (que un hombre vaya con las piernas abiertas en transporte público), que un camarero le ponga una cerveza a un hombre y un refresco a una mujer, el simple gesto de abrir la puerta a una mujer, etc.

CUARTO:

Todo lo que permita victimizar a las mujeres se utiliza para decir que existe un patriarcado, pero se ignora todo lo que perjudica a los hombres, cosas que si fueran al contrario estarían fuertemente explotadas en la victimización femenina:

  • 94% de muertos en accidente laboral son hombres.
  • El 75% de los suicidios (3000 al año, muchísimos más que el total de asesinatos) son de hombres.
  • Aproximadamente, el 80% de los sin techo son hombres. Sin embargo solo se habla de feminización de la pobreza, mientras se ignora completamente estos problemas de los hombres. Atención, muchos de estos despojados de todo han sido hombres normales que en un divorcio han perdido todo en beneficio de su ex, al igual que parte de los 3000 suicidados.
  • El fracaso escolar es mayoritariamente masculino, pero absolutamente ninguna mención se hace a eso. Se ignora totalmente. Si fuera femenino no se trataría igual y se consideraría un ejemplo más (como el resto de sus sesgos confirmatorios) de discriminación femenina y sociedad patriarcal.
  • Hay más universitarias que universitarios. Si fuera al revés se hablaría de un problema que afecta a las mujeres. Pero no solo eso, sino que se usa para victimizar a las mujeres, diciendo que aun habiendo más universitarias, ocupan menos empleos relevantes y ganan menos. Claro, los hombres copan las carreras mejor pagadas, de ciencias, y curiosamente de eso sí se habla y sí se trabaja para que las mujeres ocupen estas carreras, cuando, por cierto, cada cual estudia lo que quiere, pero las decisiones de las mujeres no se respetan y se utilizan para victimizarlas.
  • Hay más mujeres en la carrera judicial y en particular juezas.
  • Hay más mujeres en el funcionariado.

Como consideración final sobre el patriarcado. Un sistema, como en este caso se pretende decir que es el patriarcado, que da poder a una parte sobre otra, necesita basarse en leyes e instituciones que obliguen a cumplir esa jerarquía. Sin embargo, ninguna ley antepone a los hombres sobre las mujeres, de hecho las leyes lo prohíben, y de hecho las leyes solo benefician a las mujeres discriminando a los hombres. Respecto a las instituciones, se ha visto que en todos los niveles de gobierno se ocupan exclusivamente de beneficiar a las mujeres. También los medios de comunicación están volcados en criminalizar lo masculino y apoyar lo femenino y al feminismo, multimillonarios como Soros o fundación Rockefeller financian el feminismo…. Todo, absolutamente todo el sistema, está del lado de las mujeres, luego ¿qué sitio tiene ese patriarcado? No tiene ningún sitio en el mundo real.

Posdata: Las feministas llevan tiempo, y ahora con más fuerza, reclamando empatía. Es curioso su forma de entender la empatía: “una obligación de los demás para con ellas”. ¿Alguien las ha visto empatizar con alguno de los problemas de los hombres? Cuando un hombre plantea las injusticias o problemas que sufren los hombres, su respuesta es una tacita en la que se lee “male tears” (lágrimas de hombre) a modo de burla. Tiene relación con algo que dicen a veces: que el feminismo también es bueno para los hombres porque pretende que abandonen su “masculinidad tóxica” y puedan expresar sus problemas y llorar. Se ve muy claramente cada vez que se habla de problemas masculinos cómo permiten que se expresen. Solo hay que ver la censura a que es sometido el documental “silenciados” que habla sobre maltrato a hombres, donde sus creadores y los asistentes son boicoteados, atacados y tachados de machistas para arriba. El feminismo no admite otra visión de los hombres que no sea la de criminales favorecidos por un sistema invisible, la de portadores de la violencia en sus genes (frase de Manuela Carmena: “La violencia está incardinada en el ADN de la masculinidad) ni otra redención para ellos que la asunción de su maldad genética y cultural y la sumisión absoluta. Así se está inyectando en las mentes, mediante la identificación de todo crimen cometido por un hombre con lo masculino y con todos los hombres, y no se verá relacionado con lo masculino nada de lo bueno que haga algún hombre, ningún acto heroico ni nada similar.

Puedes descargártelo en PDF aquí.

 

 

 

Deja un comentario